Kevin Mancojo, el poder de la resiliencia

Hoy traigo un post un poco diferente. Es una entrevista que me ha concedido Kevin, un chico muy peculiar, y un gran gran aprendiz de la vida, que que con su filosofía y su forma de ser, le hace un revés a la frase “más sabe el diablo por viejo que por diablo“, ya que con solo 25 años es una persona con la que puedes pasar horas y horas hablando sobre la vida, de todo el jugo que le ha sacado y del que le va a seguir sacando a esta.

Él es conocido como Kevin Mancojo. Conferencista, youtuber, bloguero, Joven del Año de la Región de Murcia 2017, entrenador de voleibol, estudiante de teatro, y además de esto hace voluntariados en la Fundación Rafa Puede y el Banco del Tiempo en Santiago de la Ribera.  

Kevin nació sin antebrazos, y con la pierna derecha más corta (en la que lleva una prótesis). Esta condición no le impide vivir como quiere y hacerle un canto a la vida como él sabe que se merece. Además es un ejemplo de resiliencia para muchos ya que ha sabido como reinventarse y convertir su discapacidad en una oportunidad para ayudar a los demás. 

Tiene una gran capacidad para levantarle el ánimo a otras personas, influir en los adolescentes y llegar a ellos con sus mensajes, algo que es muy difícil hoy en día tanto para profesores como para padres. Y esto es un poder muy grande y muy bonito, además de necesario.

Habíamos quedado en la playa junto a la famosa explanada Barnuevo de Santiago de la Ribera (de donde es vecino) y lo veo aparecer montado en una patineta eléctrica de esas que se han puesto de moda ahora.

Es la primera vez que voy a hacer una entrevista y no tengo ni idea de como se hacen, pero como este año me puse por bandera el lema antes hecho que perfecto, ahí voy yo a entrevistarle (la verdad es que me tuvo que ayudar un poco).

¿Por que naciste así Kevin? 

   No se sabe realmente. Mi padre decía que era por un medicamento, y mi madre dice que porque sí. Yo tengo dos teorías; la primera es que vine defectuoso de fábrica, y la segunda, que me fueron comprando por fascículos hasta que ya resulté muy caro (nos reímos).

A mí la teoría de tu madre me gusta, a lo mejor tenías que venir así por que tienes que enseñar algo a las personas.

A saber, no lo puedo cambiar, así que lo mismo me da una cosa que otra. Yo he aprovechado la discapacidad, he hecho un plus, una ventaja y ya está.

Naciste en Alemania hace 25 años y estuviste viviendo allí hasta los 7 años que tus padres volvieron a Santiago de la Ribera. ¿Cómo te sentías en tu infancia? ¿Llegaste a padecer bullying?

La infancia bien, a parte de las miradas que pudiera haber (lo típico de los niños), realmente no sufrí bullying, más bien al contrario, yo creo que siempre han tenido interés en mí por la capacidad de hacer las cosas. He tenido suerte en ese sentido, porque sé que muchas personas aun sin tener discapacidad sí que han lo han sufrido.

En mi caso simplemente eran miradas, pero llegó un momento que me di cuenta que era simplemente curiosidad, el interés por saber que pasa con ese niño. En general mi infancia fue bastante buena.

La clave de la educación emocional que te han dado tus padres. ¿Cual crees qué ha sido?

   Supongo que el tratarme como a un igual. A pesar de tener la discapacidad me trataron como un igual, ese sería el punto uno y el más esencial realmente, porque en el momento que te tratan como si no fueras capaz de hacer algo… Yo podría haber sido de otra manera, lo digo siempre, llegan a ser otros padres y podría haber acabado en silla de ruedas.

También el dejarme hacer, dejarme cometer errores, el intentar retarme a mí mismo, el hacerme independiente, esa es una parte también muy importante, yo creo que la combinación de esas dos es la clave del fruto de lo que soy ahora.

Hay muchos padres que educan desde el tú no puedes…

   Claro, esto se llama el efecto Pigmalión, cuando te dicen no puedes, no puedes, te meten eso en la cabeza. Yo me caía, mis padres me preguntaban si estaba bien y ya está, no estaban diciéndome “te vas caer, puedes tener un accidente, se te va a caer eso, etc…”

A veces los padres sobreprotegen o al contrario, los llegan a herir con comentarios, “no puedes a hacer eso, es que siempre te caes, que torpe eres,…” En mi caso yo creo que mis padres tuvieron ahí un equilibrio muy, muy bueno

MUERE SU PADRE

Cuéntame la historia de cuando murió tu padre:

Yo lo llamo mi punto de inflexión. Falleció de cáncer en el 2015, eramos uña y carne. Estábamos tan unidos que en el pueblo sabían que si veían a uno el otro estaba al lado, íbamos a todos lados juntos.

Era uno de los pilares más importantes en mi vida por la educación, la inteligencia emocional, el hacerme independiente. Claro, cuando fallece es un chasco, no es algo que se pueda asimilar rápidamente, pero a pesar de todo fui capaz de superar el duelo más rápido de lo que otra persona lo hubiera superado. A mi madre y a mi hermano les costó y creo que aún les cuesta (tienen un poco de resquicio por ahí).

Yo admito que repitiría las cosas igual, porque fue un cambio increíble a raíz de eso y un par de cosillas más; una amiga mía me ofreció dar una charla en su facultad hablando de mi experiencia escolar y otra amiga que me dio un par de consejos. Fue entonces cuando empecé a hacer un montón de cosas, salí de mi casa, empecé a apuntarme en diferentes cursos, de marketing, de técnicas de comunicación y expresión (por el tema de las charlas), de coaching, y de muchas cosas más.

A partir de eso yo comienzo a tener mucha más curiosidad y a querer aprender, que ya lo tenía de pequeño, pero me di cuenta que ese era el momento de coger las riendas de mi vida y empezar a aprender lo que me diera la gana y en la forma que me diera la gana. Tras la muerte de mi padre algo hizo click en mi cabeza.

resiliencia

.

Cruzar el Mar Menor nadando

Me he enterado por una entrevista tuya que quieres cruzar el Mar Menor nadando

Sí es algo que quiero hacer hace ya varios años. No sé, muchas veces necesito simplemente un reto y ese es uno entre muchos otros, sé que no lo ha hecho nadie y me gusta la piscina. Me gusta el deporte en general, pero la natación es uno de los deportes que mas me llama la atención porque desconecto, si no fuera porque se me acaban los nutrientes, podría seguir nadando, yo estoy en mis pensamientos pero nado y nado y nado, como diría Dory “sigue nadando, sigue nadando” (risas).

¿Cuantos kilómetros son? ¿Ya tienes patrocinador?

Son unos 5,7 km más o menos. De momento no tengo sponsor, pero no creo que sea difícil encontrarlo. En el momento que mueva un par de hilos tarde o temprano llegarán mas personas.

Es un reto muy bonito el que quieres hacer, porque además de ser un reto para ti, vas a poder enseñar a superarse a los demás con tu ejemplo, yo admiro mucho a la gente como tú. 

Sí, es un poco lo que quiero, hay una frase muy bonita en la película Troya de Brad Pitt donde la madre le dice a Aquiles: -“tienes dos opciones, quedarte aquí, formar una familia y que nadie te conozca, o ir a la guerra, que todo el mundo te conozca y morir joven”-. Si te soy sincero prefiero morir joven y haber hecho lo que me diera la gana y dejar huella a no dejar huella.

Me estoy dando cuenta que genero un impacto en la gente y les estoy dando ejemplo en muchos sentidos, ya sea mental o físicamente. Teniendo en cuenta la forma que tengo de vivir, si muero joven y dejo huella en muchas personas, me merece mas la pena eso que haber sido un fantasma viviendo una vida triste y sin ganas realmente.

Me gusta hacer cosas nuevas. Cada X tiempo necesito viajar, si no, me siento enclaustrado. Me encanta conocer gente nueva, estilos de vida nuevos, pensamientos distintos, filosofías nuevas,… Considero que no somos nadie y somos todo, somos ese texto de ese libro que hemos leído, somos esa película que tuvo una metáfora o una enseñanza, somos esa persona que nos dijo esa frase, somos incluso nuestra mascota que nos enseña a valorar otras cosas como pasear al aire fresco. Nos componemos de todo lo que se nos cruza en nuestras vidas, es importante probar y experimentar.

Nos componemos de todo lo que se cruza en nuestras vidas.

Kevin

¿Por qué te llaman Kevin Mancojo?

Primero es por la prótesis de mi pierna derecha y me faltan los dos antebrazos. Estábamos  tres amigos estudiando en la politécnica de Cartagena, e hicimos un grupo de Whatsapp, uno de ellos le puso al grupo UPTC para mancojos y a raíz de eso me quedé con el seudónimo.

Aproveché el juego de palabras porque se me identifica rápidamente, no es lo mismo si la gente escucha por la calle Kevin Mancojo, que si alguien dice mi nombre completo que no saben ni quien es.

¿Qué piensas sobre lo de reírse de uno mismo?

(Je, je, je, se ríe) Es una de las medicinas mas buenas que hay en esta vida, para mí es una forma de normalizar mi discapacidad, sé que hay otras personas que no tienen esa capacidad. El haber hecho humor con mi discapacidad ha hecho que muchas personas tuvieran mas fácil el tratarme.

Una de mis profesoras me contaba que la primera situación que tuvimos, llegaba ella cargadísima el primer día de clase; con el proyector, los apuntes, esto y lo otro… en ese momento estaba yo fuera del aula y le dije: -si quieres te echo una mano, pero es que lo voy a tener difícil- (nos reímos), entonces en ese momento se dio cuenta: -este tío es un cachondo, este lo tiene normalizado, pues lo voy a tratar como a uno normal-.

Es una manera que tengo yo de suavizar, me doy cuenta que a muchos les cuesta, se quieren reír pero no se ríen o se ríen con disimulo y yo les digo si queréis reíros reírse, si por algo lo he dicho.

Ya puestos te voy a bromear. Te faltan los antebrazos pero viniste ya preparado para el futuro con un solo dedo para whatsappear

(Nos reímos) Realmente no uso este dedo para whatsappear, no tengo ni idea si es el dedo corazón, el indice, el meñique,.. pero si es importante porque me hace un poco de garfio

¿Nunca te has disfrazado de pirata?

No, y tampoco de zombie (más risas). Me pongo un poco de ketchup por los brazos y ya está (risas).

Kevin en las redes sociales

He visto en tu Instagram que te gusta la fotografía

Sí, es una de las cosas que tengo como hobbie, eso y los vídeos me chifla bastante. Como dije antes, necesito retos y la fotografía es un reto. En Instagram me reté ha hacer fotos y subir diariamente una durante 365 días y lo cumplí. La idea era el exigirme hacer fotos de manera habitual cada semana o 2 semanas para tener fotos y poder subir diariamente, sabía que eso me iba a hacer mejorar en mis fotos. Obviamente no iba a tener la misma ilusión en cada etapa de reto pero si hubo algunos meses que quise probar a  hacerlas distintas. De las primeras fotos que hice a las últimas se ve bastante la mejora.

Me estoy exigiendo con esto cada vez mas, probar cosas distintas, cosas nuevas, estoy haciendo que mi Instagram sea algo que me aporte, no el típico postureo, que también lo hay, pero sobre todo que sea un aporte para mí y para los demás. Estoy tratando de evitar subir lo que estoy tomando y ese tipo de cosas, y que lo que suba sea algo que aporte o sume a la persona.

Escribes un blog también.

Fue a raíz de unos cursos de marketing que hice y pensé que podría plasmar mis pensamientos, mi filosofía o lo que sea. Y arranqué con el blog. Empecé a moverme muchísimo entre bloguers y además tuvo mucho éxito en su momento y aunque ahora está un poco parado. Sí quiero volver a retomarlo porque la escritura es algo que me gusta muchísimo y conecto rápidamente.

Tienes un canal de Youtube y además lo haces todo tú solo.

Sí, mas que nada porque siento que mis ideas es difícil transmitirlas a otras personas. Cuando yo le pido a alguien, a ver si puede hacer un plano y tal…, me lo hacen, pero no como yo lo tenía en mi cabeza. Entonces generalmente trato de hacerlo todo yo. Creo que al ser un canal tuyo en el que intentas plasmar tus ideas, que te lo haga otra persona no tendría ningún sentido.

Se nota rápido cuando te lo haces tú a cuando te lo hace otra persona prácticamente todo, en el caso de que lo haga otra persona serían algunos foto planos, porque obviamente son mis vídeos y quiero aparecer.

¿Eres de los que piensan que las incapacidades están en la cabeza?  

Intento ser optimista pero con los pies en la tierra. Me explico. Cabe la posibilidad de que tengamos un Einstein en Etiopía y no tiene las posibilidades de desarrollar nuestro intelecto, entonces con la meritocracia hay que tener cuidado porque puede ser un arma de doble filo. Es cierto que muchas veces nuestra incapacidad está en la cabeza, pero otras no tenemos ni la posibilidad, ni los medios. Que hay veces que no encontramos otra perspectiva, vale, pero hay otras veces que simplemente no podemos.

Sí estoy de acuerdo en que muchas personas que creen que no pueden está en su cabeza, en la mayoría de los casos suele ser así, pero quiero que se sepa que si alguna vez yo tengo éxito, ha sido cuestión de suerte, esfuerzo y de que he tenido los medios. Hay personas que no los tienen y eso siempre lo quiero tener en cuenta, como yo digo, optimista pero con los pies en el suelo.

Como todos alguna vez tienes un mal día, ¿Qué tips utilizas para mejorar tu día?

No darle muchas vueltas, eso es lo mas importante. Dejar que fluya el día, si tiene solución la tendrá y si no la tiene pues para que darle vueltas, fin de la historia. Yo esos días los dejo que fluyan, a veces es cuestión de meterse en la cama temprano y que pase el día.

¿Que piensas en general de la vida?

Yo pienso que la vida es como una de esas bolas donde se meten a los hámsters y de rodar se va manchando con el asfalto. Las personas negativas van dejando que esa bola se manche y se cubra cada vez más de mierda y el día de mañana todo va a ser mierda y mires donde mires lo vas a ver todo negro.

Las positivas y optimistas limpian constantemente la mierda de la bola, “mierda por aquí, mierda por allá, voy a limpiarlo,…” Requiere mucho esfuerzo y requiere mucha constancia pero permite que veas lo que te rodea, a diferencia del negativo que no ve nada, el positivo ve un rayo de luz, ve un camino.

Puede también que el negativo llegue un día y diga, voy a limpiar, y cambie. Esa es la metáfora que yo uso, y considero que soy de los que está constantemente limpiando. La vida es lo que tu quieres que sea realmente, eso depende de ti.

¿Que sería para ti hacerle un canto a la vida?

Esa es la pregunta clave ¿verdad?, esa la van a tener que responder todos (risas). Pues un poco lo que te he dicho, hacer lo que tu quieras con tu vida, teniendo en cuenta las responsabilidades y el no hacer daño a los demás. Vive, que la vida está para eso, no solo es trabajar, si quieres tirarte en paracaídas tírate, si quieres viajar por el mundo, viaja por el mundo, si quieres hacer aquello, hazlo y ya está. Eso es un canto a la vida, vivir.

Me gustaría que me dejaras un mensaje para mis lectores.

Yo tengo mi frase y es con la que siempre acabo mis vídeos. Es un poco mi lema “nunca dejéis de sonreír”, pase lo que pase. Hay un vídeo por ahí en el que un hombre empieza a reír a carcajadas en el metro y contagia a todo el vagón solo por eso, por estar riendo, cuantas veces nos ha pasado que estás en un bar y alguien se empieza a reír tan fuerte que te entra la curiosidad y terminas riendo tu también, a veces solo eso ya basta.

sonreír - resiliencia

 

Muchas gracias por compartir todo esto Kevin.

Si quieres conocer un poco mejor a Kevin, su vida, su blog, su canal, su filosofía, etc.. He ido dejando por el post los enlaces a sus redes sociales. También dejo aquí su Fanpage de Facebook y uno de los muchos vídeos que tiene en su canal de Youtube.

 

 

 

 

2 comentarios en “Kevin Mancojo, el poder de la resiliencia

  1. Me encanta la gente en modo resiliencia para mí es la mejor filosofía de vida, los problemas son lecciones que tenemos que aprender Y la felicidad está en el amor a uno mismo …
    Preciosa la entrevista… sois los dos geniales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.